El rumiar de la vaca

A mediados de diciembre, La vaca de muchos colores (el taller de artes visuales para niños y adolescentes de La Grieta) cerró su año en el hall y en el andén de la Estación Provincial de la mano de una muestra y clase abierta a la que tituló Rumiar.

RUMIAR. Revolver, masticar, tragar, devolver, digerir, pensar, volver a masticar, volver a tragar…
En el 2016 nos entregamos al rumiar. Queremos decir: no hubo ni tema ni idea a priori. Exploramos con los materiales y el lenguaje y cada paso fue el punto de partida de una nueva búsqueda. Manchamos, miramos la mancha, la interrogamos, la modificamos, la transformamos. Rumiar como modo de aprehender y aprender técnicas y lenguaje. Como modo de producir imágenes y construir lenguaje. Como modo de hacer cuerpo lo que aprendemos.